Ortega: “No queremos violencia”

Compartir:

Por Julio López y Patricia Orozco / web@ondalocal.com.ni

Octavio Ortega, Coordinador del Consejo Nacional en Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, detenido el pasado 23 de diciembre de 2014, se presentó ante el Ministerio Público para interponer denuncia en contra de la jefatura de la Policía Nacional por abuso policial, detención ilegal y tortura.  

Ana Julia Guido, Fiscal General de la República, no recibió la denuncia. En la recepción del Ministerio Público, Octavio Ortega fue remitido a la Fiscalía Departamental de Managua, donde a su vez lo remitieron al Instituto de Medicina Legal (IML) para las valoraciones respectivas.    

Para Gonzalo Carrión, Director Jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), la Fiscalía Departamental de Managua no tiene competencia para conocer la denuncia.    

“Una investigación contra la Jefatura de la Policía Nacional, no la puede ordenar la Fiscal Departamental. Cuando estaban detenidos ilegalmente, pusimos recursos de exhibición personal por detención ilegal en Granada, Managua y en Chontales. El único lugar donde se dio trámite fue en Chontales. El Tribunal de Apelaciones dijo: ha lugar a tramitar el recurso por detención ilegal, pero sólo contra los jefes de Río San Juan. No tenemos competencia para abrir un trámite contra la Jefa de la Policía Nacional. La Fiscal General es la que tendría la decisión, incluso, política de decir si se abre alguna investigación”, explicó Carrión.

En la misiva enviada por el Fiscal Director Específico del Área Operativa de Managua, Luden Alberto Montenegro Barreda, solicita al Instituto de Medicina Legal (IML)

“valorar a Octavio Vicente Ortega Arana, para determinar si tiene lesiones en su cuerpo, si la lesión requiere objetivamente para su sanidad, además de las primeras asistencias facultativas, tratamiento médico, si la lesión además requiere una intervención quirúrgica, si la lesión puso en peligro la vida del examinado, si la lesión produjera un menoscabo persistente de la salud o integridad física, si la lesión dejara una cicatriz visible y permanente en el rostro, si la lesión dejara una cicatriz visible y permanente en cualquier otra parte del cuerpo, si la lesión fue producida con algún tipo de armas, instrumentos, objetos, medios, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida y salud físicas, si la lesión provocó la pérdida o inutilidad de un órgano o miembro principal o de un sentido, la impotencia, la esterilidad, una grave deformidad o una grave enfermedad somática”

Para Gonzalo Carrión del CENIDH, la denuncia incluye tortura, detenciones ilegales y una serie de delitos cometidos en el operativo policial del 23 y 24 de diciembre de 2014. “Aquí hubo detenciones ilegales no sólo contra Octavio sino contra más de cincuenta personas que fueron detenidos. Lo que pasa es que no todos fueron traídos al Chipote”.

Una represión con “semejante proporción y brutalidad, no es posible sino cuenta con el respaldo del Gobierno.  Entre 2007 y 2008, cuando la policía reprimió en dos situaciones, incluyendo una protesta por la basura, el presidente de la República dijo: La policía, nunca más, volverá a reprimir al pueblo. Como es posible que haya reprimido a la gente de El Tule y Rivas, sólo con orden gubernamental”, recordó Gonzalo Carrión.

Escuche declaraciones de Gonzalo Carrión

Cambio en ruta canalera: ¿Estrategia para desmovilizar a la gente?  

En días pasados Telémaco Talavera, Vocero de la Comisión del Gran Canal, Presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU) y Rector de la Universidad Nacional Agraria (UNA), anunció que la comunidad de El Tule, en San Miguelito, Río San Juan, ya no será parte de la ruta de El Canal sino que éste pasará al sur de la misma, para no afectar los humedales de San Miguelito y evitar el impacto social.

Para Octavio Ortega, Talavera “no demuestra seriedad porque la ruta ya fue estudiada. Hay una inversión de 50 mil millones de dólares, vos no podés cambiar eso de la noche a la mañana. Lo que creemos es que puede haber una intención de desmovilizar a las personas de El Tule”.

“Si son ambientalistas y protegen los humedales de San Miguelito, cómo van a proteger el Lago de Nicaragua”, cuestionó Ortega.

Diálogo y referéndum o paro nacional

Octavio Ortega anunció que continuarán las acciones de protesta. “Seguimos visitando diferentes embajadas para decirles que no estamos vendiendo nuestras tierras. La posición de la Asamblea de El Tule, el día jueves (08 de enero de 2014) donde participaron más de dos mil quinientas personas fue clara: no vender nuestras propiedades. Queremos sentarnos y dialogar. No queremos violencia. No queremos derramamiento de sangre en Nicaragua”.

Si no hay diálogo, dijo Ortega, se mantendrán las protestas cívicas y se organizará un paro nacional con participación de diferentes sectores y organizaciones, que ya están haciendo acciones en Somoto, Nueva Segovia, Posoltega, León, entre otros territorios de Nicaragua. Incluso, con participación de militares retirados y los Cachorros de Sandino.  

La realización de un referéndum para que la población decida si quiere o no quiere canal, es una propuesta que valorarán en los próximos días. “No queremos en ese referéndum que este señor (Roberto Rivas) cuente los votos. Vamos a pedir que necesariamente haya observación internacional, y que organismos de derechos humanos, estén al tanto de esto”.  

Aseguró que el domingo 18 de enero de 2014 se llevará a cabo la XIX marcha en Matiguás, Matagalpa, en solidaridad con campesinas y campesinos agredidos y detenidos ilegalmente. En la marcha reafirmarán la lucha en defensa de la tierra, el lago y la soberanía.   

Escuche declaraciones de Octavio Ortega

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa