Duyerling Ríos / Onda Local

Pocos femicidas condenados en Nicaragua

Compartir:

La violencia hacia las mujeres en Nicaragua continúa en la impunidad. La búsqueda de justicia sigue siendo el anhelo de las víctimas y sus familiares. La pandemia del Coronavirus ha agudizado la violencia contra las mujeres, ya que están más expuestas a sus agresores, según denuncias de organizaciones feministas.

Católicas por el Derecho a Decidir registra entre enero y mayo de 2020, un total de 32 femicidios. Únicamente cuatro de los agresores fueron condenado, uno fue absuelto, dos impunes, ocho prófugos en Nicaragua y cuatro en el exterior. 

Larry Robert McCartney de origen estadounidense asesinó a su pareja, de nacionalidad nicaragüense, Guadalupe del Carmen García, de 22 años, y a su amiga Martha Auxiliadora López Centeno, de 20 años, el pasado 02 de marzo de 2020; tres meses después, fue declarado culpable y fue procesado en Nicaragua, informó su abogado.

A pesar de que este proceso judicial ha sido cuestionado por la forma en que las autoridades lo han manejado, la jueza Ana Xóchilt Fonseca declaró culpable a McCartney por el delito de femicidio, asesinato, portación y tenencia ilegal de armas.

Para Juanita Jiménez del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM) no se están reconociendo los dos femicidios ocurridos, “porque sólo están aplicando el delito de femicidio en el caso de la esposa, pero realmente por las características y los hechos, aplica en ambas mujeres”, agrega.

Jiménez señaló que esta decisión se debe a las reformas que se hicieron al delito de femicidio, estos quedaron restringidos sólo al ámbito de las relaciones de pareja. Además, aseguró que las relaciones de poder impuestas en las relaciones de violencia de género y donde el machismo determina sobre la vida de una mujer, debería ser importante en términos políticos “para reconocer que la violencia machista sigue ocasionando muertes y que este tipo de actos es la violencia extrema que se da y que se vive en condiciones de violencia machista”, agregó.

Un mes atrás, se conoció que McCartney sería extraditado a su país de origen, sin embargo, el sistema de justicia sin dar explicación alguna o haber revocado la orden continuaron con el juicio. “La diferencia es que en Estados Unidos no está tipificado el delito de femicidio, sino que ellos lo que tienen es homicidio agravado y en ese sentido habría que ver si se va a garantizar que puedan cumplir la pena de acuerdo con nuestra normativa”, explicó Juanita Jiménez.

Según la legislación de Nicaragua, la pena máxima es de 30 años, los tres delitos cometidos por McCartney suman los 61 años en prisión.

De acuerdo con el informe emitido por la policía, ambas mujeres fallecieron a consecuencia de impactos de bala y fueron encontradas en la vía pública, en una comunidad ubicada 5 kilómetros al este de Granada.

El pasado 13 de mayo, la dictadura de Daniel Ortega liberó a unos 514 privados de libertad condenados por violaciones agravadas a menores de 14 años, abusadores sexuales, proxenetas, explotadores sexuales y femicidas en todo el país. 

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa