Julio López / Onda Local

Minería en Nicaragua: se enfrentaron a una empresa para defender su territorio y acabaron denunciados

Compartir:

  • La Indian Gold, de la minera británica Condor Gold S.A., denunció a siete mineros artesanales por daños agravados a su propiedad. Los mineros se defendieron diciendo que la empresa desarrollaba sus actividades sobre un terreno comunitario.
  • La propuesta de la Condor Gold de reubicar 300 viviendas de la comunidad minera Santa Cruz de la India, como parte de sus exploraciones, mantiene en zozobra a la población.

(Este reportaje sobre la minería en Nicaragua es una colaboración periodística entre Mongabay Latam y Onda Local)

La acusación de la empresa Indian Gold les llegó mediante cédula judicial a sus casas. José Denis Flores, minero artesanal desde su niñez, fue el primero en recibirla. En el documento le informaban que, junto a seis integrantes del Movimiento Comunal Santa Cruz de la India, era acusado del delito de daño agravado por la empresa minera India Gold S. A. y que debía presentarse ante el Juzgado Local Único de Santa Rosa del Peñón, ubicado a unos 174 kilómetros al occidente de Managua, capital de Nicaragua.

La India Gold, propiedad de la empresa británica Condor Gold S.A., había dispuesto la instalación de maquinaria para realizar perforaciones en el sector denominado El Portón, y el grupo de mineros de la comunidad se opuso por los daños que dichas perforaciones podían causar. Por lo tanto, reaccionaron vaciando los sacos de tierra que iban a ser utilizados para estabilizar el terreno y realizaron un plantón para evitar la entrada de la maquinaria. La empresa los denunció.

Fue así como Norlan Ulises Laguna Sánchez, Miguel Ángel Laguna Sánchez, Rafael Ángel Penado Salazar, Bernardo Laguna Vega (Nayo), Juan Mauricio Rugama Meza, Olman Onel Salazar Umansor y José Denis Flores Valverde, habitantes de la comunidad de Santa Cruz de La India, conocida como Mina La India, fueron denunciados en mayo de 2017. La querella fue presentada por el abogado Luis Alfonso Conrado Ramírez, apoderado especial de la Condor Gold.

Cédula judicial que recibieron cada uno de los siete denunciados. Imagen: Onda Local.

Cédula judicial que recibieron cada uno de los siete denunciados. Imagen: Onda Local.

Bernardo Laguna tiene 50 años y la piel curtida de trabajar desde niño como minero artesanal en La India. “Desde que pude aguantar el mazo y la cuña. Aquí tengo unos 28 años de trabajar”, cuenta. Es uno de los siete acusados y asevera que dicha imputación no tiene precedentes.

Asegura también que la minería artesanal es la mayor fuente de empleo en la localidad. Reconoce que les da buenos ingresos. “En ninguna empresa me he ganado en una semana 17 000 córdobas (US$ 556) y yo aquí sí me lo he ganado”.

Laguna relata que la India Gold S.A. les ha dicho que va a generar empleo, pero él sabe por experiencia que eso nunca sucede, porque ha ido a buscar trabajo “y ya están los que están”. La empresa ya sabe a quienes va a emplear y a quienes no, “es una política”, agrega. Pero en la comunidad sigue el perifoneo en las calles que habrá empleo, “es publicidad para la empresa, no es verdad lo que ofrecen, ya saben a quienes van a dar trabajo”.

Bernardo Laguna, uno de los siete mineros denunciados. Foto: Onda Local.

Bernardo Laguna, uno de los siete mineros denunciados. Foto: Onda Local.

Le preguntamos si en Santa Cruz de La India han mejorado con la ‘güirisería’ (minería artesanal), rápidamente responde que sí. No han tenido que migrar, muchas familias cuentan con vehículos y han mejorado sus viviendas. En épocas de verano ganan hasta 200 000 córdobas (6535 dólares), lo que les permite hacer inversiones, señala. Esto es confirmado por José Denis Flores Valverde, otro de los acusados.

Olman Onel Salazar Umanzor es abogado de profesión, tiene 32 años y también recibió la cédula judicial en su casa. Salazar es también uno de los líderes del Movimiento Santa Cruz de la India, que fue creado precisamente para hacerle frente a la Condor Gold y al mismo Estado.

Una historia minera

Santa Cruz de la India tiene historia en la minería. A finales de los años 30, La Noranda Mines Ltd. se instaló en Nicaragua. Producía unas 40 onzas de oro por año. La población denunció la falta de agua y la contaminación con arsénico. En 1956, la mina sufrió severas inundaciones por el colapso de la represa “La Simona” y se vieron obligados a parar actividades, dejando un pueblo fantasma. Ninguna minera había mostrado un verdadero interés después de lo que pasó con la Noranda, por eso la población no veía con seriedad, en sus  inicios, al proyecto de la Condor Gold y su subsidiaria La Indian Gold, agrega Olman.

La Cóndor Gold es una transnacional de capital británico con proyectos en El Salvador y 14 concesiones en Nicaragua. En su sitio web refiere que el proyecto La India, que llegó en el 2011, tiene concesiones en diez comunidades de Santa Cruz de la India. Algunas expiran en el año 2040.

Minería artesanal en la Comunidad minera Santa Cruz de la India. Foto: Onda Local.

Minería artesanal en la Comunidad minera Santa Cruz de la India. Foto: Onda Local.

Mark Child, CEO de Condor Gold, señala en la página de Facebook de la empresa, que se enfocan en las exploraciones y que cuentan con el apoyo del gobierno como todo el sector minero. El funcionario añade que están iniciando la producción minera, pero que con la India Gold, Nicaragua puede llegar a producir un millón de onzas oro en diez años, frente a las 270 000 onzas que actualmente genera.  

Según el Informe y cuentas provisionales de la Condor Gold a junio de 2017 que se puede consultar en la página web de la empresa, tienen previsto reubicar 300 viviendas como parte del desarrollo de las 800 hectáreas de infraestructura del sitio de la mina.

Según Sergio Ríos Molina, presidente de la Cámara Minera de Nicaragua (Caminic), adscrita al Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), la Condor Gold tiene una oficina de información en Mina La India y ha ido casa por casa informando. Dice que no es fácil cuando “hacés una inversión grande en un poblado pequeño, lógicamente transformás la fibra social del poblado y tenés que acercarte y brindar más información, y demostrar a la comunidad que realmente se va a impactar positivamente”.

Ríos agrega que “no hay que ser absolutista pues no es toda la gente que no quiere, ahí tenés muchos trabajadores, tenés a la señora que vende tortilla, la señora que es dueña del cafetín, el señor que es dueño del hotel”.

La amenaza de la reubicación

Parte de la población aduce que desconocía la decisión de reubicar a la comunidad. Cuentan que fue a partir del 2016 que la empresa empezó a visitarlos, tratando de proponerles una salida. Pero que luego llegaron las amenazas, que les decían que iban a ser desalojados por la policía antimotines, el gobierno local, porque sí o sí iban a desarrollar el proyecto minero, afirma Olman Salazar.

Un alto porcentaje de las familias de Mina La India tiene una opinión crítica frente a la posibilidad que la empresa India Gold realice su proyecto de minería industrial, aseguran los pobladores entrevistados para este reportaje. ”Porque todos vivimos y estamos seguros de lo que realmente es el daño, que ni agarramos ese barril de agua a la empresa porque eso a nosotros no nos beneficia en nada. ¿Qué puede beneficiar a una familia una pichinga (jarra grande) de agua?”, señala Bernardo Laguna, aludiendo al problema más grave que afronta la comunidad, razón por la cual la empresa les ofrece agua pero ellos se niegan a recibirla porque sostienen que la minería industrial secará las pocas fuentes hídricas que les quedan.

Imagen de las perforaciones a pocos metros dela comunidad.Foto: Onda Local.

Imagen de las perforaciones a pocos metros dela comunidad.Foto: Onda Local.

Agrega que aproximadamente el 85 % de personas se ha retirado de la India Gold porque no está de acuerdo con las políticas de dicha minera “y le hemos demostrado a la empresa que el pueblo de Mina La india no se quiere ir y todos nos sumamos para que se vayan, que nos dejen vivir en paz en nuestro pueblo”.

Desde que se conoció la decisión de reubicarlos del lugar, la población y sus líderes han realizado diversas marchas.

Bernardo Laguna sostiene que la explotación minera industrial abarcaría incluso parte del cementerio que está situado a 500 metros de la comunidad.

En Santa Cruz de la India nunca han dependido del gobierno, señala José Denis Flores Valverde, uno de los acusados por la India Gold, quien tiene 51 años, los que ha vivido en la comunidad. La reubicación que propone la minera, señala, “los dejará en hambre”, porque el 75 % de la comunidad es adulta y pasando los 30 a 40 años es muy difícil conseguir trabajo. En la minería industrial no hay trabajo si no se trata de mano calificada.

“Le decía en algunas ocasiones a don Armando Tercero, a Víctor Martínez, de la empresa minera, que no fueran mentirosos, que no trataran de engañar a la gente, porque la minería da trabajo a la gente de 18 a 25 años, y esto que dependiendo su estado de salud”, refiere Flores.

La opinión de Flores la comparte Olman Salazar, quien considera que es un mito la generación de empleo porque las mineras industriales requieren de mano de obra tecnificada. “Tal vez una persona de la familia puede trabajar manejando un aparato de esos que manejan, pero no todos las personas que ya tienen más de 30 años van a poder trabajar allí”.

En el 2017, la India Gold emitió un boletín donde llamaban a la comunidad como Nueva India, y se decía que 400 o 500 personas iban a trabajar como mano de obra de la empresa, cuenta Salazar. “Nosotros somos más de 3000 personas las que vivimos y dependemos de la minería artesanal, entonces creemos que emplear a 400, 500 personas no va a suplir la necesidad de las otras 2500”.

Tres delos acusados por la minera La Indian Gold. Foto: Onda Local.

Tres de los acusados por la minera La Indian Gold. Foto: Onda Local.

Por su parte, Sergio Ríos de Caminic admite que no es mucho los 5000 empleos directos que generaría el sector minero en el país y agrega que ello se debe a que “hay pocas empresas mineras, lo que necesitamos es que haya más”. A esta cifra, Ríos suma 2000 empleos indirectos —de contratistas— y 15 000 mineros artesanales.

En Mina La India se lucha contra el desplazamiento social. Aunque las mineras quieren explotar sus recursos naturales, la comunidad tiene un planteamiento claro: no quieren minería metálica industrial porque sobreviven de la minería artesanal. Luchan también por mejores condiciones económicas, ambientales y de desarrollo.

Sequía: el impacto de la minería

En La India conocen en carne propia la carencia de agua. Tienen que recorrer seis kilómetros para llegar a la Comarca El Llano y traer a casa este recurso. “De allá traen el agua porque en La India ya no tenemos aguas aptas o de manera económica factible para traerla y poderla distribuir en la comunidad. Día de por medio nos dan 30 minutos, lo que recojamos. Y hay familias que no pueden agarrar el agua porque es muy poca la que existe ahora”, cuenta Olman.

Un tanque de agua para una semana cuesta 250 córdobas (un poco más de ocho dólares). La India Gold les proporciona agua, pero para la comunidad no es suficiente. “Dándonos un bidón de agua cada ocho días. Yo llamaría a cualquiera de la empresa si ellos en su hogar consumen un bidón de agua cada ocho días, quién va a vivir con eso si solo yo me lo tomo”, afirma Bernardo.

La falta de agua afecta a los pobladores de la Comunidad minera Santa Cruz de la India. Foto: Onda Local.

La falta de agua afecta a los pobladores de la Comunidad minera Santa Cruz de la India. Foto: Onda Local.

En Mina La India no se olvidan que las fuentes de agua (pozos en su mayoría) están contaminadas con arsénico como resultado histórico de la actividad minera. La alta concentración de material metálico se debe a los yacimientos que existen en la zona. Lo que se agrava por estar ubicada en el corredor seco de Nicaragua.

Líderes locales señalan, además, que entre las secuelas ambientales negativas que tendría la presencia de la minería industrial en la comunidad, está la sequía de las fuentes hídricas que aún conservan. Esto ya ha comenzado con las perforaciones que la Condor Gold en sus estudios de exploración ha realizado en toda la comunidad para indagar si había minerales, sostiene Olman Salazar.

Mark Child, CEO de la Condor Gold, sostiene en otra publicación de la página de Facebook de dicha empresa que perforaron hasta septiembre 2017 un total de 72 000 metros, más de 500 pozos.

Y anuncian también en su página en Facebook: “Nuestro consumo de agua es mínimo”. Y agregan: “Como empresa responsable, sabemos la importancia que tiene el agua y su conservación. Un recurso vital el cual hemos brindado a las personas que más lo necesitan en nuestra comunidad, como parte de nuestros programas. Hoy celebramos el Día Interamericano del agua”.

En La India, sin embargo, no olvidan que la última empresa minera que llegó a la comunidad en los años 40 y 50, desvió las aguas superficiales del lugar.

Otros efectos ambientales

Las consecuencias de la minería metálica van desde la contaminación de las fuentes de aguas superficiales y subterráneas por mal manejo de residuos líquidos y sólidos, hasta afectaciones sobre la salud humana por consumo de agua contaminada con químicos utilizados en el procesamiento del material aurífero, señala Tania Sosa en el “Estado actual de las concesiones de minería metálica y no metálica y las consecuencias socio-ambientales de los casos emblemáticos en la Zona Pacífico-Central de Nicaragua 2009-2011”, un estudio del Centro Humboldt.

Bernardo Laguna añade que les van a dañar todas las especies. “Se van a ir los árboles, van arruinar los ojos de agua, no vamos a tener empleo y nosotros debemos de cuidar nuestra forma de vida. Las generaciones que vienen no van a venir aquí a vivir a nada porque esto sería un desastre si entra la minería”.

Laguna, con vasta experiencia en minería, indica que en la artesanal que realizan desde hace muchos años, no ha habido personas muertas. “Hacemos hoyos cómodos y los profundizamos hasta cierta medida, y hacemos cruceros y no le hacemos daño a nadie. Los cruceros son los túneles que hacemos sobre la veta o cruzar la tierra para llegar a la veta. Nunca ha habido un daño, aquí hemos vivido y hemos tocado el azogue (mercurio) y nunca ha habido ni un muerto”.

Sergio Ríos de Caminic considera que no hay diferencia entre los objetivos de la minería artesanal y la industrial, y que deben trabajar de la mano. A su juicio “el problema de la minería artesanal es seguridad y ordenamiento”, y pueden ser abordados mediante el modelo que impulsa Caminic con el gobierno de Nicaragua, de laborar con “planteles modernos de minería artesanal” con menor uso de mercurio.

La amenaza legal

José Denis Flores Valverde cuenta que se opusieron a la denuncia de la India Gold y no permitieron que los llevaran a la cárcel. “Fue la población la que dijo que no permitía eso, que si era posible metieran a toda la población, pero no a los siete acusados que estaban ahí”. Esa misma población les acompañó a los juzgados en las diversas citas a las que concurrieron.

Representantes del Movimiento Santa Cruz de la India buscaron diversas salidas a la situación que enfrentaban. Realizaron diálogos con el alcalde, el secretario político del partido de gobierno, quien los felicitó por la organización que tenían. El cura párroco de San Isidro, Matagalpa, se ofreció también a mediar con la empresa.

Para Olman, la actitud de la minera ha fortalecido al Movimiento Santa Cruz de la India. “Cada acción que realizan, se refleja la injusticia y eso llega a oídos y vista de la gente. Con la acusación, pretendían que desistiéramos, que no participáramos en reuniones, no instáramos a la gente a que se organizara, esa era la condición que ponían”.  

Olman salazar y Bernardo Laguna. Foto: Onda Local.

Olman Salazar y Bernardo Laguna. Foto: Onda Local.

La presión social, los medios de comunicación, las organizaciones de derechos humanos, provocaron el desistimiento de un proceso que nunca debió iniciarse, según indica Olman. El líder minero se refiere al desistimiento de la empresa, en junio 2017, de la acusación que les había hecho.

“Es la primera vez que una empresa transnacional demanda a una comunidad en Centroamérica por una acusación que desde nuestro punto de vista no tenía ningún tipo de fundamento, porque no hubo transparencia, no hubo rendición de cuentas. Realmente la comunidad no estaba informada, no sabían qué era lo que estaba pasando, hasta que ven que llega la maquinaria”, declaró Jurgen Guevara, oficial de Industrias Extractivas del Centro Humboldt.

Pero según la empresa, “el planteamiento de Condor Gold S.A. fue siempre hacer un compromiso a no promover y/o cometer actos violentos que atenten contra la integridad y seguridad de sus colaboradores, las instalaciones y los mismos pobladores”, afirmó en un comunicado publicado tras retirar los cargos contra los mineros.

La maquinaria, además, fue retirada también en silencio por la empresa, así como la compañía de policías antimotines que permanecían de forma permanente en la comunidad, resguardando los bienes de la minera.

Mongabay Latam y Onda Local quisieron conocer las razones de la acusación, los motivos del desistimiento de la causa y la realización o no de la consulta con la población de Mina La India. No obstante, después de visitar la oficina local de dicha empresa en reiteradas ocasiones, donde no hay servicio telefónico, así como de solicitar una entrevista con su gerente general en Managua, no fue posible obtener dicha información.  

A pesar de que en el comunicado “la Condor Gold admite que los pobladores tienen derecho a expresarse y de exponer sus inquietudes a través del diálogo para alcanzar un acuerdo de mutuo beneficio sin que afecte sus libertades de expresión, de asociación y pensamiento”, Bernardo Laguna tiene la corazonada que el proceso puede seguir “porque la empresa es atrevida, cuestiona a la población para ver de qué manera flaquea; piensa echarnos presos y sumergirnos, pero no tenemos miedo”.

Y agrega que cree que esta corazonada se está cumpliendo. Varios líderes del Movimiento Santa Cruz de la India fueron retenidos por oficiales de la Policía Nacional y no lograron participar en la marcha «Pueblo únete y defiende tus tesoros» realizada el sábado 16 de diciembre de 2017.

Quienes sí ejercieron su derecho a la libre movilización, marcharon hasta las instalaciones del Ministerio de Energía y Minas para demandar que salgan de sus territorios la empresa británica Condor Gold y las canadienses B2Gold y Golden Reign, estas dos últimas interesadas en reactivar la Mina de San Albino en el Norte de Nicaragua.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa