El allanamiento policial se realizó en un horario no previsto en el Código Procesal Penal de Nicaragua
Julio López / Twitter CIDH

Bryan Murillo asesinado por la Policía Orteguista durante allanamiento ilegal

Compartir:

En el barrio Guadalupe, León, el amanecer de este 17 de julio no fue de alegría para la familia del autoconvocado azul y blanco, Bryan López, de 24 años, quien murió a consecuencia de los disparos efectuados por oficiales de la Policía Orteguista (PO). También fueron heridos Kenner López, hermano de Bryan, y Javier Cortez.   

Radio Darío informó que los agentes policiales ingresaron en la oscuridad y abrieron fuego. El primero en ser alcanzado por las balas fue Bryan López. Su hermano Kenner, quien pensó que delincuentes habían ingresado a la vivienda, sacó un machete para defender a la familia. 

Karen López, familiar de las víctimas, declaró a Radio Darío que quienes dispararon vestían con el uniforme de la policía y no usaban pasamontañas. Los cuerpos de las tres personas fueron montados a las patrullas policiales estacionadas frente a la vivienda.

"Vi cuando dos oficiales salieron de la casa después de los disparos, uno de ellos hizo una llamada y dijo manden refuerzos que la encabé", declaró un testigo del crimen a Radio Darío.

La Policía Orteguista aseguró que un oficial disparó en defensa propia cuando Bryan Yeraldin Murillo López, en compañía de Javier Feliciano Cortez Castillo y Kenner Javier Murillo López, se armaron de machetes y se abalanzaron contra los integrantes de la patrulla, resultando lesionado en el antebrazo izquierdo el teniente Álvaro José Pichardo Salazar. La policía calificó a las víctimas de delincuentes y dijo que poseen antecedentes delictivos por robo con intimidación, violencia, amenazas de muerte y violación de domicilio.

Según la versión de la Policía, “en legítima defensa, haciendo uso de su arma de reglamento, un miembro de la patrulla policial respondió a la agresión”. La policía explicó que el allanamiento, con orden judicial de captura, se produjo a las 5:20 de la mañana, una hora antes de lo establecido en el artículo 217 del Código Procesal Penal de Nicaragua.  

Arto. 217. Allanamiento y registro de morada. Cuando el registro deba efectuarse en un lugar habitado, en sus dependencias, casa de negocio u oficina, el allanamiento y registro será realizado con orden judicial, la cual deberá solicitarse y decretarse fundadamente y por escrito. La diligencia de allanamiento deberá practicarse entre las seis de la mañana y las seis de la tarde. Podrá procederse a cualquier hora cuando el morador o su representante consienta o en los casos sumamente graves y urgentes, en los que los jueces resolverán en un plazo máximo de una hora las solicitudes planteadas por el fiscal o el jefe de la unidad policial a cargo de la investigación. Deberá dejarse constancia de la situación de urgencia en la resolución que acuerda el allanamiento.

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, condenó el asesinato de Bryan Murillo López. “Condenamos el asesinato de Bryan Murillo López y exigimos que los culpables sean encontrados y condenados”.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) aseguró en su cuenta de Twitter que tuvo conocimiento de la muerte de Murillo y ” de heridas ocasionadas por arma de fuego a su hermano Kenner y Javier Cortez Castillo” y urgió al régimen orteguista a realizar “una investigación seria y profunda, orientada a esclarecer y determinar las responsabilidades en estos crímenes, en procesos imparciales y justos”.

Amnistía Internacional: Represión letal continúa

Amnistía Internacional aseguró que las circunstancias del operativo policial en el que resultó muerto Bryan López apuntan a que la represión letal continúa en Nicaragua

“Según un comunicado de la policía, los oficiales habrían disparado en defensa propia; sin embargo, la información analizada hasta el momento indicaría que la policía estaba realizando un operativo ilegal durante el cual hizo uso de armamento militar (…) las víctimas, que se encontraban desarmadas en el momento de los hechos, pertenecen a una familia abiertamente opositora al gobierno de Daniel Ortega en un contexto de sostenida violencia política contra quienes disienten del gobierno”, señala una nota de prensa de Amnistía Internacional (AI).

AI advirtió que la muerte del joven Bryan Murillo López, así como las graves lesiones contra Kenner Murillo López y Javier Cortez, demuestran la brutalidad del gobierno de Daniel Ortega. “Las circunstancias del operativo, así como el perfil de las víctimas, apuntan a que podría tratarse de un nuevo hecho de represión letal contra la disidencia”, afirmó Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Las circunstancias del operativo, así como el perfil de las víctimas, apuntan a que podría tratarse de un nuevo hecho de represión letal contra la disidencia 

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional

El organismo observó que “las autoridades nicaragüenses, lejos de dar una explicación plausible, han presentado a las víctimas como delincuentes”. AI exigió la realización de una investigación exhaustiva, pronta e imparcial de estos hechos y de otras posibles violaciones graves de derechos humanos, de manera que haya acceso a la justicia para las víctimas y garantías de no repetición.

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa