#Petrofraude: El poder diplomático del dinero venezolano en la OEA

Compartir:

Con una multimillonaria inyección de fondos en la región Venezuela aseguró un mecanismo de protección diplomática. Un mecanismo que activa a los interesados aliados, cuando se condena las violaciones de derechos humanos del régimen de Nicolas Maduro o su legitimidad, como ahora. 

Primero como canciller del gobierno de Hugo Chávez y luego como presidente, Nicolás Maduro ha sido uno de los ejes de la diplomacia petrolera del llamado socialismo bolivariano/ JUAN MANUEL HERRERA, OEA

Los presidentes venezolanos Nicolás Maduro y su fallecido antecesor Hugo Chávez lograron apalancar su gestión internacional en el continente con la ayuda de los financiamientos petroleros entregados en el Caribe y en Centroamérica. Según la evidencia recopilada en la investigación #Petrofraude que puede ver acá. Países que deben millonarios recursos por los préstamos recibidos han alineado sus posiciones diplomáticas con los intereses venezolanos especialmente en la Organización de Estados Americanos (OEA), lo que le sirvió a Maduro en ocasiones para zafarse del escrutinio continental en materia de respeto a la democracia y los derechos humanos.

Estas son las principales revelaciones del capítulo “Petróleo por votos”

1.- Alineación en la OEA. El examen de #Petrofraude de más de 800 actas de reuniones de la institución llevó a la identificación de 13 sesiones celebradas entre 2014 y 2019 y en las cuales las votaciones de los países beneficiados con los préstamos petroleros tuvieron alta coincidencia con las posturas más favorables a los intereses venezolanos. La organización sometió a votación en ese período asuntos principalmente relacionados con la presidencia de Maduro.

2.- Coincidencias en la ONU. En los Exámenes Periódicos Universales a los que ha sido sometida Venezuela en Naciones Unidas, las delegaciones de países favorecidos con los acuerdos energéticos evadieron tocar puntos sensibles relacionados con el respeto de los derechos humanos en Venezuela. Un estudio realizado por profesores de la Universidad de Texas y del Instituto de Estudios Superiores de Administración concluyó que las votaciones de las naciones beneficiarias también mostraron coincidencias con los intereses venezolanos en las asambleas generales de la ONU.

3.- Escudo diplomático. A pesar de que oficialmente las cancillerías vinculadas con los acuerdos energéticos niegan el impacto de las deudas en las agendas diplomáticas, una memoria oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela declaró en 2015 que los países miembros de Petrocaribe forman parte del "primer anillo de protección geopolítica" para el régimen gobernante en el país suramericano.  Vea acá, cuáles son los países del “Anillo de Seguridad de Nicolás Maduro.

4.- Reciprocidad internacional. Primeros ministros y ministros de relaciones exteriores de Antigua y Barbuda, Dominica, San Cristóbal y Nieves y Granada, por ejemplo, han intercambiado expresiones de reciprocidad política y diplomática con embajadores, cancilleres y hasta con el presidente Maduro. La expectativa de proyectos sociales relacionados con los convenios energéticos suele tratarse en las mismas sesiones bilaterales en las que se habla de las posiciones adoptadas en foros como la OEA y la ONU.

5.- Renegociaciones millonarias. Bajo la presidencia de Maduro, el gobierno Venezuela adelantó negociaciones que permitieron reducir las deudas de países beneficiados con convenios petroleros: la mayoría de los favorecidos con esos tratos se cuentan entre los más firmes aliados internacionales del denominado socialismo bolivariano.

Amplíe acá la información de  #Petrofraude

 

(*) #Petrofraude es una investigación colaborativa liderada por la plataforma latinoamericana de periodismo de investigación CONNECTAS en alianza con Confidencial de Nicaragua, El Pitazo de Venezuela, Diario Libre de República Dominicana y La Prensa Gráfica de El Salvador.

​​

Suscríbete a nuestras noticias

Ingresa