Borrón y cuenta nueva

Autor: Julio López | 20 Enero 2017 4:43 p.m.

El Frente Amplio por la Democeracia (FAD) y el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), rechazaron informe conjunto entre Daniel Ortega y Luis Almagro, secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según el MRS con el acuerdo “la OEA no está cumpliendo a profundidad, su papel de promover los postulados de la Carta Democrática Interamericana”, expresó Vijil en una comunicación electrónica enviada a los medios de comunicación. 

“Lo acordado entre ambos (Ortega y Almagro) es una acción absolutamente mínima, que no responde al interés y a las aspiraciones de la mayoría de los nicaragüenses de lograr elecciones limpias y transparentes, con plenos derechos y garantías. Con ese acuerdo, la misión de la OEA no está cumpliendo a profundidad, su papel de promover los postulados de la Carta Democrática Interamericana”, dice la carta. 

Agrega que el acuerdo pretende hacer “borrón y cuenta nueva, a la farsa y al fraude electoral de noviembre del año pasado. Para nosotros, no hay borrón y cuenta nueva. Hubo una farsa y un fraude a la vista de todos y rechazado por la absoluta mayoría de los nicaragüenses que con su abstención expresó su voluntad”.

El MRS indica que del proceso electoral de noviembre pasado dejó como resultado “un régimen familiar, dinástico, ilegal e ilegítimo” y que nada le dará la legitimidad que el pueblo de Nicaragua le ha negado.

Vijil demandó el “derecho a elegir y ser electos, en procesos libres y limpios”. Reiteró que será a través de la “unidad y lucha” que  conquistarán ese derecho. 

Por su parte, el Frente Amplio por la Democracia (FAD) expresó enun comunidado que para resolver la grave situación institucional del país, han propuesto "un diálogo amplio, incluyente y transparente, en el que se acuerde un diagnóstico serio sobre las graves ilegalidades cometidas en el proceso electoral de 2016", y se discutan las propuestas de todos los sectores sociales y políticos que hean hecho aportes ante el Secretario General de la OEA y su Equipo Técnico.  Para que este diálogo sea creíble y constructivo propusieron un plazo de noventa días. 

Entre los objetivos, destacaron: 

  1. Acordar reformas al Sistema Electoral y a la Ley Electoral, que reviertan los problemas estructurales, teniendo como punto de partida los señalamientos y recomendaciones de  las organizaciones nicaragüenses y contenidas en el Informe de la Misión de Acompañamiento Electoral del 6 de noviembre del 2011, en relación a: Ley Electoral; Cedulación; Padrón electoral; Cartografía Electoral; Informática y Transmisión de Datos; Logística; y Capacitación Electoral.
  1. Que se defina las características y profundidad de la Observación Electoral Nacional e Internacional. 
  1. Y que el resultado final de este diálogo debe ser garantizar el derecho humano para elegir y ser electos conforme lo estipula nuestra Constitución Política y la Carta Democrática Interamericana, con la definición de fechas convenientes para el proceso electoral Nacional y Municipal pendientes.

Al conocer el Informe conjunto del gobierno de Nicaragua y la OEA, el FAD lamentó que se desperdicie una oportunidad para evitar mayores daños al pueblo nicaragüense, porque la falta de democracia requiere respuestas urgentes que no pueden esperar tres años. 

Si bien en el Informe se reconocen parte de las carencias y debilidades de la institucionalidad democrática, agregá, no se aborda la falta de legitimidad del gobierno Ortega - Murillo, ni se atiende con la urgencia que requiere el colapsado sistema electoral.

Al mismo tiempo, el informe evidencia la falta de voluntad política de "la dictadura Ortega Murillo en garantizar el derecho a la democracia que tiene el pueblo de Nicaragua", añade.

El FAD reiteró su compromiso de seguir "organizándose junto al pueblo de Nicaragua para revertir la dictadura y lograr la restauración de la democracia, a través Elecciones Libres, Transparentes y Competitivas generales y municipales, para democratizar Nicaragua y promover el Desarrollo Humano Sostenible de todos los Nicaragüenses".